Devuelta Al Cine En Bogotá

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on linkedin

El Autocine, una realidad que hoy podemos disfrutar gracias al Covid

Extrañaba el olor a los cinemas, los perros calientes y las palomitas regadas por toda la bandeja, el untarme la ropa comiendo unos buenos nachos en la oscuridad, la emoción de ver una película con mi pareja, con mi familia, con mis amigos o así fuera solo en un cinema, pues tras cinco meses que llevan cerrados los cines, se me estaba olvidando el sentir de una experiencia tan romántica y tan común para nuestras vidas antes del Covid.

A las afueras de Bogotá, en el km 20 de Chía Cundinamarca, inauguraron el pasado 29 de Agosto el Teatrino de los Andes, un hipódromo adecuado para espectáculos, shows, cine, conciertos y demás eventos presenciales pero con un toque muy particular, todo lo podemos disfrutar desde la comodidad de nuestros carros.

El lugar parece sacado de una feria de San Francisco, Estados Unidos, un aire muy americano, pues la única forma de movilizarse adentro es en los carros, tiene tres pantallas adecuadas para que ningún carro se quede sin ver el espectáculo. Llegamos con el grupo de Creaty a la inauguración que comenzaba a las 6 de la tarde, al entrar pasamos por un arco, sacado del inframundo que nos hizo subir las ventanas para poder desinfectarnos.

En la entrada del hipódromo unas personas con todos los protocolos de  bioseguridad nos entregaron un papel pequeño que tenía un código QR, nos explicaron que al accionar el código en el celular, íbamos a tener todo el menú virtual de los tres restaurantes que estaban adentro dispuestos a atendernos y a llevarnos la comida en donde estuviésemos estacionados.

Todos los carros están a dos metros de distancia unos a otros, el lugar es los suficientemente grande para que nadie tenga contacto entre sí. Dentro del carro puede ir un máximo de 4 personas y tiene un costo de entrada de 60 mil pesos, por auto. Si quieres pedir comida lo puedes hacer desde la aplicación del celular y los meseros de los restaurantes te la llevan al lugar donde estés estacionado, puedes pagar con efectivo o con tarjeta. Sí necesitas ayuda o tienes alguna duda, hay varias personas andando por el lugar en patinetas eléctricas dispuestas a atenderte, solo tienes que poner las luces estacionarias del carro y ellos se acercarán a ti.

El sonido es lo suficientemente amplio para escuchar en todo el lugar, pero si tienes demasiado frío y quieres cerrar las ventanas, sintonizas la dial del Teatrino en la radio de tu auto y escuchas perfectamente la película o el evento en tu vehículo. Ahora una pregunta que me rondaba siempre era el tema de los baños,  el hipódromo adecuo unos baños en otra sección, donde puedes ir, estacionarte y entrar, así que no hay de que preocuparse.

El plan es una chimba, realmente no es costoso si lo comparamos con las entradas a un cine normalmente, es cómodo y muy romántico, pues recuerdo siempre querer ir a un Autocine y ver una película como yo lo veía en las películas. Es un plan muy parchado para compartir con amigos, con familia o con nuestras parejas y realmente es algo que no conocíamos y nos lo trajeron a nuestra amada capital. Ojo el Autocine no es el único plan que pueden disfrutar aquí, el próximo 26 de septiembre abra un concierto de Jessy Uribe, también abran obras de teatro y los fines de semana hay auto misas y auto cultos.

La vida nos puso un reto, y lo estamos afrontando, tuvimos de pronto que volver al pasado para acomodarnos a un futuro mejor, y la “nueva normalidad” la verdad no esta tan mal, espero que la podamos disfrutar.

Por: Juan Diego Neira (@juandiegoneirab) 

¡Comenta!

Nosotros

Nuestra filosofía se basa en las personas que aman crear, aprender y crecen juntas, un pequeño estudio de solo 15 personas que forman un equipo con lazos que trascienden el lugar de trabajo.

Post Recientes

Síguenos

×

Carrito